Accesos rápidos


Publicidad


De la espeluznante serie «‘El jueves’ investiga: ¿Qué fue de...?»

Kirk Cameron: «La Biblia me enseñó a apartarme de las ‘sitcoms’ obscenas»

Actualidad |

Kirk Cameron mormón

Corrían los 80 y Kirk Cameron acaparaba la sección de pegatinas del Súper Pop gracias a su papel de Mike, el indómito adolescente de la serie Los problemas crecen, sólo interesado en chicas y en las fiestas sin alcohol. «En efecto, ese era el Kirk del pasado. Por supuesto, no era más que un personaje, pero al encarnarlo yo defendía públicamente ese nefasto modelo para la juventud, presentándolo como un tipo carismático y “guay”», lamenta Cameron, enmarcando la palabra ‘guay’ con comillas en el aire. «Estoy muy arrepentido de eso.»

—Pero Kirk, tanto como un nefasto modelo... —argüimos nosotros, quitándole importancia—. Que lo más fuerte que hiciste en la serie fue tocar un sujetador en un tendedero. ¡Pero si una vez renunciaste a perder la virginidad porque la chica en cuestión fumaba!

—¡No quiero ni oír hablar de ello! Imagínate: jóvenes fumando y faltando a clases por correr detrás de unas faldas... Es el típico comportamiento “enrollado” que publicita la televisión —insiste Kirk, haciendo comillas en el aire para cada adjetivo—. Todo muy “legal”, ¿verdad? Muy “in”, muy “underground”, muy “contra el sistema” de los “carrozas”, ¿verdad, “tronco”? Me cansé de esa escala de valores que recompensa la indisciplina. Por suerte, encontré una alternativa que me ha abierto muchas puertas.

Tiene razón Kirk en lo de que se le abren muchas puertas. Pero es posible que también le cierren muchas en las narices. Es lo que tiene ser uno de esos mormones americanos que recorren España de rellano en rellano, predicando la palabra del profeta Joseph Smith. De hecho, Kirk es el primer personaje de la serie «Qué fue de...» que se presenta de improviso en nuestra puerta, en vez de tener que irle a buscar a algún vertedero. Queríamos aprovechar para preguntarle cómo le trata la vida, aunque quizá las postales y el número de la revista Brainwash con que nos obsequia sean la mejor respuesta.

—La vida es algo más que animadoras y conciertos de New Kids on the Block— nos advierte Kirk cuando nos despedimos en el portal.

—Claro —le decimos nosotros—: también es éxtasis psicodélico y religiones que permiten la poligamia.

Por toda respuesta, Kirk nos lanza una biblia de las de tapa dura a la cabeza y entramos en casa con la frente ensangrentada. «Sigue siendo un rebelde», pensamos.


3 comentarios

  1. Avatar Avatar

    Cookie Dough · 12/06/2009

    Bonito final.

    VOTOS: 2 BUEN ROLLITO: +10

  2. Avatar Avatar

    pituking · 16/03/2009

    SANTIAGO · 15/03/2009 Pues yo si pille una Biblia con droga ,y encima adulterada. Ahora cada vez que veo una me dan arcadas...

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

  3. Avatar

    santiago · 15/03/2009

    vamos a ver yo he tocado ,entre comillas, alguna biblia, pero debe ser que las que llevan la droga, no me han tocado a mi , es que no me explico lo de algunos de verdad.

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad