Accesos rápidos


Publicidad


De la expansiva serie «El Jueves investiga: ¿Qué fue de...?

Boomer: «Yo seguiría trabajando, pero macho, la gente se estira poco»

Actualidad |

Boomer

Las buenas mascotas comerciales se parecen a sus productos. Por eso el hombre de Boomer presentaba una elasticidad casi infinita, que permitía a los chavales del anuncio cruzar un abismo sobre sus piernas expansivas, de camino al gran tesoro de chicles Boomer. Otra propiedad compartía el señor Boomer con sus golosinas: perdió el sabor enseguida.

En la NASA era el teniente Kirk W. McBoomer, tripulante de la misión espacial Cassiopeia con el objetivo de echarle unas fotos de cerca a una tormenta de rayos delta; pero los trajes antirradiación de licra resultaron ser una mala idea. Tras un accidente con desastrosas consecuencias para su composición molecular, sólo dos caminos profesionales quedaban abiertos para el veterano McBoomer: superhéroe, o fabricante de chicles. «Lo de superhéroe podía haber estado bien, pero siempre había envidiado la vorágine de emociones del pequeño empresario.» Así nacieron los chicles Boomer, de los que es inventor, mascota y ex accionista.

El hombre de Boomer vive hoy retirado del exigente mundo de la industria de las golosinas, lejos de la ciudad, lejos de cualquier cosa parecida a un edificio, en realidad: cuando le encontramos tomando el sol de Missouri en una silla de playa, viendo el Cartoon Network, alarga la mano hacia la nevera en el interior de su caravana, a unos diez metros, y nos saca unas cervezas.

«Mi propia junta me apartó de la empresa», nos cuenta. «De acuerdo, tomé un par de decisiones equivocadas. Lo de regalar chicles a granel en los parvularios amenazando a los niños con que los próximos tendrían que pagarlos no agradó a los padres. Y el sabor a acelgas con mayonesa, para mi sorpresa, no fue bien acogido. ¡Pero eso no les daba derecho a hacerme vender mis acciones alegando que saber imitar un banjo con los pezones no me convierte en empresario! ¡Tengo sentimientos!»

Bien lo sabe Boomer: los superpoderes son un estigma. Luches por el bien, por el mal o por ti mismo, te enfrentas al rechazo. Boomer no tiene prisa por volver al ring. Aunque tiene ideas: «Condones. Lo tengo todo pensado: Condones Boomer, irrompibles. No puede fallar. Verán cuando los reparta a granel en los parvularios. Será un éxito.»
 


11 comentarios

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad