Accesos rápidos


Publicidad


Diabético muere tras oír «Dulce Navidad» en bucle en un centro comercial

La Asociación de Afectados por la Diabetes planea llevar a los tribunales a este y otros villancicos discriminatorios

¡Manda güevos! por Joan Lerroux |

diabetes

En Navidades hay algo que se repite más que las digestiones de Nochebuena: los villancicos de los centros comerciales. Aunque de villancicos hay varios, todos parecen el mismo. Como los polvorones o las canciones de Juan Magán.

Las autoridades aún no han podido acabar con la manía de grandes superficies de poner cintas con canciones navideñas cantadas por niños de voces irritantes. Esta costumbre ha provocado numerosos incidentes hasta la fecha. Principalmente, se trata de suicidios de clientes que, desesperados por el repetitivo hilo musical, saltan desde la planta de Tecnología o se cortan las venas con el rallador de queso de la planta de Cocina.

Lo que no se había dado hasta la fecha es el caso de Julián M., diabético que murió tras escuchar veinte veces seguidas “Dulce Navidad” en el centro comercial de su barrio. Su cadáver, con la boca llena de espumarajos, fue encontrado agarrando heroicamente la última consola japonesa de moda, que quería regalarle a su hijo dos días después.

La Asociación de Afectados por la Diabetes ya ha tramitado una denuncia contra el centro comercial. Además, han iniciado una campaña para que, a partir de ahora, lo que se cante sea “Sacarina Navidad” o “Edulcorada Navidad”. Según ha afirmado el portavoz de la asociación: “La Navidad es una fiesta para todos. No solo de aquellos que pueden hartarse de dulces y preocuparse tan solo por los michelines”.

Pero esta no es la única denúncia que afecta al mundo de los villancicos. Proyecto Hombre ha llevado a los tribunales a “Blanca Navidad” por incitación irresponsable al consumo de cocaína. “Campana sobre campana” ha sido denunciado por contaminación acústica y “El tamborilero” también entrará en los juzgados por apología del trabajo infantil.

 


6 comentarios

  1. Avatar Avatar

    Fustacador · 26/12/2013

    Poneros en el pellejo de los trabajadores de los centros comerciales, todo el puto día escuchando a esos repelentes niños, o a Raphael, que no se que será peor.

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

  2. Avatar

    sureño · 26/12/2013

    Obligarnos a ponernos hasta la cejas de langostinos, no endulza la navidad ni de broma. Sobre todo en esta legislatura de MARIANO EL EMBAUCADOR

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

  3. Avatar

    milespesoun@ · 25/12/2013

    Este mandagüevos esta directamente relaccionado con la noticia del tipo que se suicida tras cinco horas en un centro comercial. Habra que investigarlo.

    VOTOS: 3 BUEN ROLLITO: +25

  4. Avatar Avatar

    jotaeleefe · 24/12/2013

    Como dice Jamematen, mas bien dan ganas de suicidarse por depresión. La demanda de los diabéticos no prosperará porque eso que se aúlla es cualquier cosa menos dulce. Y luego de 2000 años ya podrían cambiar el repertorio. Lo mismo pasa con los cantos de los musulmanes con los que se suponen que honran a Alá. Podremos discutir toda la vida sobre la existencia de un dios o no, pero si estuviéramos de acuerdo en que lo hay, también estaríamos de acuerdo en que es sordo. Entre que no hace ni puto caso y la música que se le dedica, no cabría otra explicación.

    VOTOS: 3 BUEN ROLLITO: +25

  5. Avatar Avatar

    Jamematen · 24/12/2013

    Y Por cierto que a los que no tenemos diabetes, también no saturan, no nos dan ataques, pero lo de suicidarnos no se descarta...que le pongan por lo menos Edulcorada Navidad, que se ajusta más a la realidad y no es tan falso.

    VOTOS: 4 BUEN ROLLITO: +20

  6. Avatar Avatar

    Jamematen · 24/12/2013

    Arrhgs! La foto da grima, no jodas, que se están comiendo a Lenin por un brazo?! jaujsu

    VOTOS: 4 BUEN ROLLITO: +20

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad