Accesos rápidos


Publicidad


Colmado pakistaní vulnera las leyes de la física para poder abrir 27 horas al día

El dependiente creó una rotura del espacio tiempo justo detrás de la nevera de cervezas.

¡Manda güevos! por Escuin |

MG_paki_portada

Unos se pelean por abrir los festivos, otros por la libertad total de horarios. Para Patil Chakrabarti todas estas discusiones son mamarrachadas de niños. El objetivo de Patil siempre ha sido claro: encontrar un hueco en las teorías más avanzadas de la física cuántica para poder abrir más de 24 horas al día.

Para ello, Patil decidió elegir el camino difícil y renunciar a teleseries de música atronadora, para concentrarse en los estudios más sesudos y con más carga matemática de los físicos teóricos del momento. Teoría de cuerdas, agujeros negros, cómo descongelar el pan sin que quede blandurrio a los 10 minutos… Patil tuvo que enfrentarse a todos estos secretos mientras devolvía el cambio a borrachuzos a horas intempestivas.

Finalmente, la solución llegó por casualidad. Además, en forma de química, no física. El derramamiento de un bote de salfumán sobre levadura, más el derrame por mordedura de roedor en una lata de bebida energética, creó una aceleración de partículas capaz de generar la energía necesaria para abrir una ruptura espacio temporal (posteriormente las bebidas, la levadura y el salfumán volvieron a su estante, no es cosa de ir regalando dinero por ahí).

Así pues, Patil aprovechó esta puerta a una nueva dimensión para lograr uno de los mayores hitos en la historia de la humanidad: ¿viajar a la época de los dinosaurios? ¿matar a Hitler? ¿viajar a 1920, buscar tu hogar, y convertirte en tu propio abuelo? No. Patil abrió un segundo estante con más comida, una sección disponible las 27 horas del día.

Según Patil, el juego con el espacio tiempo tiene sus ventajas: “los productos a punto de caducar duran un pelín más” pero también su riesgo: “Si los guiris ingleses ya son difíciles de aguantar, imagínate los turistas interdimensionales. Y ese tipo en silla de ruedas con voz rara, aparece sin comprar nada, solo a dar por saco con sus teorías. Sin contar cuando tu gemelo maligno, celoso por tu éxito profesional, no intenta asesinarte. Una movida, la verdad”, comenta Patil. En fin, todo sea por mantener el negocio a flote.


0 comentarios

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad