Accesos rápidos


Publicidad


De la venérea serie « ‘El Jueves’ investiga: ¿Qué fue de...»

Ambrosio, el chofer de Ferrero Rocher: «Al que sube en mi tasis, yo le doy lo mejor»

Actualidad |

Ferrero Rocher

Íbamos a volar a Estocolmo para entrevistar a los Europe, a ver qué han hecho desde el Prisoners in Paradise. Y cuando ya estamos acampados en El Prat, esperando la llamada de nuestro vuelo, leemos en el diario que Europe se ha reunido y su nueva gira pasa por España el mes que viene. Esta moda regresiva que recoloca a los músicos del pasado en el mapa nos está dejando sin sujetos de estudio para el Qué Fue De.Recogemos nuestro equipaje, malvendemos los billetes y tomamos un taxi de vuelta a Barcelona. El chofer, respetando nuestro evidente enfado, guarda silencio. No es hasta el último semáforo antes de la Ronda, tras arrancarle un mordisco al bocata atún con pimientos del almuerzo, que se anima a establecer diálogo:

—¿Qué? ¿De dónde vienen?

—De ningún sitio; no hemos despegado.

—Jo. No son los primeros. Iberia está fatal. Si yo tuviera mano ahí dentro... —Al cabo de un rato, añade:— ¿Quieren un dulce, para el disgusto?

Ante nuestra mirada atónita, de la espalda de su asiento emerge una bandejita deslizante con una exquisita pirámide de bombones. El flash acude como un misil a nuestra memoria: esa voz... esa música... ¡ese anuncio primordial de la dama en el coche que tiene un antojo («me apetece algo... ¡bueno!»), y ese chofer solícito que pulsa un botón y hace surgir la bandeja de chocolates... ¡Está pasando!

—¡Un momento! Usted es... ¡Ambrosio! ¡El chofer del Ferrero Rocher!

Vemos formarse los pliegues de una sonrisa en torno a los ojos en el retrovisor.

—Eso fue hace tiempo —responde.

«Salí en el anuncio de "los invitados del embajador". Pero aquella ostentosa pirámide de Ferrero me pareció obscena. Cogí el bombón de abajo.»

—¿Qué fue de usted? ¿Dónde ha estado estos años?

—Bueno, la fama es efímera, ya se sabe. Los de márketing decidieron que para dar mayor sofisticación a los bombones, el protagonismo no debería recaer en la servidumbre, como en mi espot, sino en los señores.

—Y entonces fue cuando llegó el anuncio de «los invitados del embajador».

—Ese mismo. Como yo aún tenía contrato, me dieron el papel secundario de «Cónsul de Lituania», y cuando pasara la bandeja de bombones por mi lado, tenía que coger uno y exclamar «Skanus!» (que significa ‘delicioso’). Pero no me gustaba la idea. Yo era un chofer, no un impostor de cónsules; aquella embajada pomposa me parecía un monumento colonialista; y aquella pirámide de medio metro de altura era obscena. Se me cruzaron los cables y cogí el bombón de abajo.

—Siempre he deseado hacer eso.

—Los invitados se resbalaron con los bombones desparramados... Al final, quince heridos. Ese fue el fin de mi carrera en publicidad.

—Pues es una lástima, porque a partir de ahí, la cosa no hizo más que caer. Los spots de la Preysler... ¡Vaya puta mierda! «Estos amigos se presentaron por sorpresa...» ¡Para matarlos!

—Sé que lo dice con buena intención, pero no se preocupe, no necesito consuelo —replica Ambrosio, benévolo—. Volví a mi trabajo: conducir es lo mío.

—Pero ya no es chofer particular.

—Con la crisis, ya poca gente puede permitírselos. Así que me hice taxista. Que no es bajar mucho el caché, no crea: ¿saben que por lo que vale un taxi en fin de semana en Barcelona, en otros países tienen una limusina con champán, música de cámara e Isabel Preysler con la boca abierta y las rodilleras puestas?

—Lo tenemos oído.

—Por eso yo, al que se sube en mi tasis, le ofrezco lo mejor. ¿No comen bombones?

—No, gracias. Es que la avellanica del Ferrero Rocher se nos mete entre las muelas.

—Entiendo. Tengo algo mejor.

Entonces Ambrosio pulsa otro botón del salpicadero, y el techo del taxi se abre sobre nosotros, regalándonos una lluvia de pastelitos Pantera Rosa. Y nosotros, extasiados, no podemos contener una exclamación: «¡Bravo, Ambrosio!»

Panteras Rosas


22 comentarios

  1. Avatar Avatar

    Dreambaby · 16/01/2010

    Que poco salubre y que rico el pantera rosa (fresa... y un carajo XDXD, colorante a cascoporro). Gracias Ambrosio, con los pantera rosa eres un fiera. Que le den por saco a los ferrero que te comes una caja y no te enteras.

    VOTOS: 4 BUEN ROLLITO: +10

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad