Accesos rápidos


Publicidad


Se construye una casa con los turrones que guardaba de Navidades pasadas

Nuestras sospechas se confirman: lo solución a la crisis del ladrillo no vendrá de Alemania, sino de Alicante

¡Manda güevos! por Joan Lerroux |

casa turron

Todos conocéis el cuento de Los 3 Cerditos: primero el lobo sopló para tumbar la choza de paja, luego destruyó la de troncos, y finalmente, cuando intentó destruir de un cabezazo la última casa, construida con el material más resistente del mundo, o sea, turrón del duro, sufrió una contusión craneal con hemorragia interna y murió.

En el hospital hicieron lo imposible para revivir al lobo, pero ni el doctor House pudo ayudar para evitar la tragedia.

DR. HOUSE: La cosa está jodida. No he visto ningún caso como este en mi vida.

DR. WILSON: ¿Es lupus?

DR. HOUSE: No, no es lupus. Es subnormal. ¿Pero a quién se le ocurre semejante estupidez? ¡Si todo el mundo sabe que el turrón de Alicante está hecho del mismo material que el esqueleto de Lobezno!

Pero, como ya va siendo habitual, la realidad española supera la ficción. En noviembre pasado a la familia Ruipérez Aguirre le llegó una orden de desahucio del banco. No había solución: hicieron las maletas y se dispusieron a alojarse en un hotel. Pero mientras empaquetaban sus cosas, el padre descubrió un tesoro de valor incalculable en el desván: miles de barras de turrón caducadas. “Había un poco de todo. Fruta confitada, mazapanes... la típica mierda que compras cada Navidad y que, como nadie se come, vuelves a guardar. Al año siguiente te olvidas, compras lo mismo, y lo vuelves a meter en el desván”, explica Eustaquio Ruipérez.

Y como el hambre (y sobre todo el frío) agudiza el ingenio, la familia se construyó su propia casa con la comida caducada. Primero juntaron los turrones con una argamasa de polvorones y escupitajos, luego taparon los huecos con mazapán, y finalmente la decoraron con figuritas hechas con pedazos de fruta confitada. “Son tan feas que parecen del mismísimo Lladró”, asegura el padre, orgulloso. El broche final se contempla encima de la casa: unas letras construidas con bolitas de coco que forman el mensaje HOGAR DULCE HOGAR. El buen humor que no falte.

¿Creíais que la crisis del ladrillo no tenía solución? Pues resulta que sí, y estaba más cerca de los que pensábamos. Inclinaros ante el poder del INDESTRUCTIBLE TURRÓN.

Las autoridades enviaron al lugar un perito arquitectónico, que no encontró ninguna pega a la construcción: “La casa es una aberración estética, sí, pero pefectamente habitable”, explica el funcionario. “De hecho, es más resistente que un piso de protección oficial o un puente de Calatrava. Que tampoco es muy difícil, pero vaya”.

La familia Ruipérez Aguirre afirma que se siente mucho más segura que en su antigua casa. Su nuevo hogar está construido a prueba de ladrones, bombas nucleares, apocalipsis zombies y ataques de diabéticos, que tampoco es que sean gente muy violenta, pero con la crisis nunca se sabe, tú.


4 comentarios

  1. Avatar Avatar

    Alter Ego · 16/12/2012

    ojo, porque si se entera el banco es posible que desahucie a los mazapanes que viven dentro.....

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

  2. Avatar Avatar

    JOSECHU JACA · 13/12/2012

    Mohandas lo dice todo a esta historieta. Salud y suerte a todos.

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

  3. Avatar

    mohandas · 12/12/2012

    Mentira, los guardaba porque era turron de Alicante y al intentar comerlo pues se le partieron los piños y con la mierda de los recortes pues no tiene dinero para otros piños.

    VOTOS: 1 BUEN ROLLITO: +15

  4. Avatar

    Donalbam · 12/12/2012

    Sí, el construyó una casa con tabletas de turrón pero 52 familias perdieron a sus familiares TRILLADOS por su avaricia

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad