Accesos rápidos


Publicidad


¡Cariño, ahí en la calle! ¿Es una manifestación? ¿Es un cobrador del frac? ¡No! ¡Es un escrache!

El ministerio de Interior proponer poner límite a los escraches

Actualidad por Joan Lerroux |

escrache

¿Sabéis lo que es un escrache? Aunque parezca una técnica de DJ, no se trata de rayar discos, sino políticos. En un escrache los activistas se manifiestan en frente del domicilio o puesto de trabajo del político en cuestión. El invento viene de Argentina. Cómo no. Si es que los argentinos son unos cracks en esto de dar la brasa a la gente.

El escrache está muy en boga en España, especialmente entre los que protestan por los desahucios. Sin embargo, tiene muchos detractores. Estos dicen que los hijos de los políticos no deben ser molestados. Ellos no tienen ninguna culpa (de tener por padres a unos sádicos incompetentes cuya gestión cabrea hasta lo inimaginable a los ciudadanos). Aunque tampoco creo que esto moleste a los hijos de los políticos. Los gritos y tambores histéricos de los manifestantes no suenan muy distintos de la música que escuchan en las discotecas.

Pero la cuestión es que los jueces han decidido poner límites a los escraches. En un primer momento, se habló de no poder hacerlos a menos de 300 metros del domicilio. Esto es, aproximadamente, unos… (a ver, pongo la coma aquí, saco este cero)… 45.768 KILÓMETROS. Más o menos. Yo es que hice la ESO. En todo caso, es mucho. Para hacer un escrache en la sede del PP, deberíamos irnos a la Luna. Aunque no hay mucha diferencia entre estos dos sitios: en ninguno de ellos se ha detectado vida inteligente.

Finalmente, Interior ha comunicado que los límites del escrache se impondrán según cada caso particular. En los que se hagan en casa de Rajoy, los manifestantes podrán entrar hasta el dormitorio, puesto que el presidente está acostumbrado a escuchar las súplicas de los ciudadanos sin inmutarse.

- Cariño, déjalo, no puedo hacerlo con toda esta gente rodeando nuestra cama.

- Bueno, sholo están llaman puta a tu shuegra. ¡Como shi tu no lo hubiesesh hecho nunca! Ademásh, yo estoy acostumbrado al dolor humano. Para mi esh sholo como el ruido de un moshquito.

- Sí, claro, y lo del Prestige eran hilillos de plastilina.

La cuestión es que antes los políticos no escuchaban al pueblo, y ahora no van a poder hacerlo por ley.

 


13 comentarios

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad