Accesos rápidos


Publicidad


Cariño, ¿eso que tienes entre las piernas es un gato o es que llevas tres años sin depilarte?

Os explicamos cuáles son los elementos para triunfar con un vídeo en Internet

Actualidad por Joan Lerroux |

gato

Si trabajáis en una empresa, puede que os hayáis encontrado con la siguiente situación. Un día un compañero irrumpe en la oficina gritando “he descubierto la clave para publicitarnos en Internet con un vídeo y que lo vea todo el mundo. Hay que hacer un VÍDEO VIRAL. Muy bien, chaval. Esto es como decir que el secreto para vender muchos libros es escribir un best seller. ¿Dónde dijiste que estudiaste márketing? ¿En la Oxford School of Economics o en el mercadillo de gitanos de tu pueblo? Un vídeo viral es, sencillamente, un vídeo que se expande por Internet. Hacer uno no es muy difícil. Solo hay que intentar que aparezcan algunos de los siguientes elementos.

GATOS. Antes de que el Gangnam Style extendiese el baile del caballo, los gatitos eran los animales más populares de Internet. Pero cuidado, porque los vídeos de gatos son más engañosos que las fotos del Badoo. Son como la torre de Isengard: bajo sus esbeltas formas se esconde un ejército de orcos. Como en los vídeos de Internet los felinos parecen adorables, a lo mejor decides comprarte uno, pero no tardarás en descubrir que la mayoría del tiempo lo que hacen es roer tus plantas y soltar pelos. Igual que si te echas una novia hippie, vaya.

SEXO. Hay dos tipos de vídeos en Internet: los porno y los que no interesan a nadie. Gracias a los vídeos porno, hemos aprendido que ese muñón torpe y ridículo llamado mano izquierda tiene una utilidad: mover el ratón mientras la derecha se ocupa de ahogar la sardina. El éxito de los vídeos de sexo es un secreto muy bien guardado. Bueno, en realidad no: es el sexo. Su fórmula es tan sencilla que podría comprenderla hasta un concursante de Gandía Shore de resaca. No es necesario extenderse más en este punto. Solo voy a daros un consejo. Si en el vídeo sale un menor, ocuparos de que no coma nada más impúdico que un calipo de fresa. Porque de lo contrario a lo mejor lo petáis en Internet, pero luego lo petáis aún más cuando os caiga el jabón en la cárcel.

RIDÍCULO. Hay una gran categoría de clips en Internet que los expertos en comunicación llaman “vídeos de gente haciendo el subnormal”. Uno de los más recientes es el del Harlem Shake, en el que la gente se pone a temblar espasmódicamente ante la cámara como si fuesen Urdangarín haciendo la declaración de la renta. Los que protagonizan estos vídeos padecen el efecto “borracho en la discoteca”. O sea, que todo el mundo ve que hacen el ridículo MENOS ELLOS. ¿Cuál es la clave de su éxito? Probablemente el mismo que el de la telebasura: que nos permite ver a unos individuos tan patéticos que nosotros, en comparación, nos sentimos dignos e inteligentes.

 


11 comentarios

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad