Accesos rápidos


Publicidad


Se opera él mismo tras sacarse la carrera de medicina durante su espera en Urgencias

Las colas en la sanidad madrileña permitieron a un joven sacarse el título de cirujano antes de entrar en el box de la Seguridad Social

¡Manda güevos! por Escuin |

MG_medico_interior

¿La Sanidad en Madrid? Perfecta, ¿por qué lo pregunta?” Esa sería la respuesta típica de cualquier político al que preguntemos. (Políticos que, por cierto, no han pisado un centro de esos en su vida, claro).

La verdad es que bien sí que van, pero según para qué. Para que te atiendan no, pero si quieres desarrollar un hobby, entonces es otro tema. Gracias a los recortes, la falta de recursos y la calma chicha de nuestra burocracia, dispones de todo el tiempo del mundo. Puedes hacerte experto en macramé, estudiar física nuclear, tatuarte La Rendición de Breda en el pecho a base de pellizcos, observar como crecen los árboles del jardín... lo que sea.

Exactamente esto es lo que le ocurrió A Héctor Gonzalbo. Héctor, hace unos 6 años, entró en urgencias bastante preocupado. “Tenía un dolor agudo en el vientre y, aunque no parecía muy grave, preferí consultar al médico”, nos comenta.

Una vez allí, lo típico: recortes de presupuesto, médicos internos con más horas de guardia que Los Chunguitos de quirófano, niños llorando, abuelos perfectamente sanos intentando un 'cruising' de conversación intrascendente y recepcionistas capaces de agriar leche fresca con sólo pestañear. “Como vi que la cosa iba para largo, hice lo que hace todo el mundo: empecé a buscar en Google mis síntomas. Tres diagnósticos de cáncer, dos de ovarios poliquísticos y ocho recomendaciones de homeopatía después, me cansé de buscar. Así que decidí buscar la solución más directa”.

Ni corto, ni perezoso, este gigante del DIY comenzó a estudiar medicina mientras esperaba a que le atendieran. “Antes que me recibiese la enfermera para el informe previo ya estaba en segundo de medicina. Y eso contando que primero se me atragantó, incluso repetí algunas”.

Cinco años, dos meses, ocho días y dieciocho horas después, Héctor pidió la navaja mariposa al chico del apuñalamiento múltiple que esperaba a su lado, y se operó de apendicitis él mismo. Con todas las garantías, claro. Era un médico titulado y llevaba un botellín de vodka para desinfectar la herida. Poco después (tras unas horas de postoperatorio y reposo cerca de la máquina de vending) Héctor se levantó y volvió a su casa curado. ¡Para que luego dudemos de la efectividad de nuestra sanidad! 


3 comentarios

  1. Avatar

    urky · 13/02/2015

    buah! vas al medico y ya empiezas por la ranciedad para q te den hora.. parece que les estes pidiendo un prestamo aqui en Barcelona concretamente Nou Barris es estupendo puedes ir sin estres cuatro horas despues de tu cita y aun asi no te llaman hasta dos horas despues... sanidad va bien, me averguenza vivir pagando por obligacion y ni sikiera tener cura pa mi enfermedad porque hay recortes para estudios ... venga vaaa a estos politicos tendrian que entrarle todos los males incurables y aun asi España va bien!

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

  2. Avatar

    layos · 13/02/2015

    En la sanidad madrileña, en la catalana no. Allí directamente cierran hospitales para abrir embajadas.

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Haz clic en tu sisterna

Publicidad

Haz clic en tu sisterna

Publicidad